Comprendiendo cuándo los costos asociados con el movimiento de tierras y rocas estériles son gastos de capital

por | Oct 8, 2020

La mayoría de las minas a cielo abierto requieren la remoción de tierra vegetal y roca estéril para poder acceder al yacimiento subyacente. Esta actividad se conoce como «descubierta». Por su naturaleza, todos los tajos abiertos se vuelven más estrechos a medida que se profundizan y en consecuencia, el volumen de roca estéril a remover es mayor en los bancos superiores que deben extraerse primero. El problema se mitiga mediante la fase de desarrollo del tajo («expansiones») que permite aplazar la extracción de algunos estériles cercanos a la superficie hasta que se acerque el momento en que se extraerá el mineral que cubren. Sin embargo, a menudo existe una diferencia de tiempo entre incurrir en el costo de la descubierta y el beneficio obtenido cuando se procesa el mineral. Incurrir en pérdidas en los primeros años de un proyecto solo para recuperar esa ganancia en períodos posteriores da una visión distorsionada de la economía general de un proyecto, por lo tanto, las reglas contables permitirán que los costos de descubierta se capitalicen, y que ese activo luego se deprecie uniformemente como un gasto de operación durante la vida útil de la mina.

Es importante señalar que, aunque la capitalización no tiene ningún impacto en el flujo de caja antes de impuestos, las autoridades fiscales también reconocen la necesidad de capitalizar los costos de desarrollo (descubierta). Las jurisdicciones varían tanto en la medida en que se pueden capitalizar los costos como en la forma en que se utilizan las provisiones resultantes, y en esta medida, la capitalización de la descubierta puede afectar los flujos de caja después de impuestos.

Por lo general, durante el desarrollo de la mina, antes del inicio de la producción, el costo de descubierta relacionado con (un componente de) el yacimiento, forma parte de los Gastos de Capital – CAPEX para desarrollar la mina. Como tal, el costo de descubierta se puede depreciar, de manera similar a otros CAPEX de desarrollo, por ejemplo, el CAPEX de la planta concentradora. [Nota: Un “componente” es una subsección del yacimiento que tiene una vida económica útil distinta, a la que se ha proporcionado acceso mediante la descubierta. Por ejemplo, mineral expuesto por una sola expansión].

Cuando se explotan varios tajos por separado, los respectivos costos iniciales de descubierta pueden contabilizarse individualmente como CAPEX. Sin embargo, cuando los tajos se integran, los costos de descubierta del segundo y subsiguientes tajos a menudo se consideran extensiones del tajo inicial. Como tal, si bien los costos para eliminar la sobrecarga «inicial» pueden capitalizarse, los estériles de los tajos subsiguientes se clasificarían como extracción en la fase de producción y se contabilizarían como gastos a medida que se incurra en dichos costos.

Decidir si se extraen varios tajos por separado o como una operación integrada (única) depende de las circunstancias únicas de cada mina. En general, si se aplican los siguientes factores, lo más probable es que los costos de descubierta de los tajos individuales se puedan contabilizar por separado como CAPEX de desarrollo de mina:

  1. extraer los tajos siguientes consecutivamente, en lugar hacerlo al mismo tiempo, al tajo inicial;
  2. la decisión de desarrollar cada tajo se toma de manera distinta, en lugar de como una sola decisión de inversión durante el comienzo del tajo inicial;
  3. la planificación de la mina y la operación de los tajos y la secuencia de remoción de tierra vegetal y extracción de mineral se realiza como unidades separadas en lugar de una unidad integrada; y,
  4. El gasto en infraestructura adicional para apoyar el desarrollo de cada tajo subsiguiente es relativamente grande.

Un punto adicional para considerar es si los diseños de los tajos subsecuentes están influenciados por oportunidades para optimizar la extracción de otros tajos, como la mezcla de mineral, entonces, esto indicaría el requisito de tratar el costo inicial de descubierta como una operación integrada. Luego, como se discutió, solo se puede capitalizar el costo inicial de descubierta del primer tajo.

El costo de extracción de la fase de producción también se puede capitalizar si se cumplen los siguientes tres criterios:

  1. se producirá un beneficio económico futuro ya que la descubierta ha proporcionado acceso al yacimiento;
  2. se puede identificar el “componente” del yacimiento para el cual se ha proporcionado acceso; y,
  3. es posible medir con precisión los costos asociados con la actividad de descubierta.

La descubierta en la fase de producción puede producir dos beneficios. En primer lugar, proporciona acceso al mineral para extracción durante el período actual. En segundo lugar, proporciona acceso a mineral futuro. El costo de descubierta asociado con el período actual se registra como gasto durante ese período y el costo de descubierta asociado con el beneficio futuro se difiere, es decir, se clasifica como CAPEX, creando un activo de descubierta diferido.

Cuando el costo de descubierta que proporciona «mineral futuro» y «mineral actual» no se puede separar claramente, el costo de descubierta puede asignarse aplicando una medida de producción (relevante) y una relación de descubierta promedio durante la vida útil del componente. Una medida de producción relevante podría ser la cantidad de mineral extraído o «unidades de producción», basadas en el metal recuperable esperado del mineral, a menos que exista un método más apropiado.

Existe la posibilidad de que las fases posteriores de descubierta (en el futuro) accedan a mineral adicional y que estas fases futuras posteriores solo sean posibles después de la fase inicial. En este caso, la empresa minera debe considerar caso por caso si el costo de descubierta subsiguiente debe contabilizarse como gastos de operación o debe capitalizarse.

Los ingenieros de minas de Micon están capacitados para programar la descubierta de tajos abiertos para optimizar el VAN y cumplir con las limitaciones de la capacidad de la flota y la planta concentradora. Nuestros economistas mineros tendrán en cuenta la política fiscal jurisdiccional al evaluar un proyecto. Sin embargo, para la planificación fiscal operativa, busque el asesoramiento profesional de especialistas en impuestos mineros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinion

VIEW ALL

Casos de Estudio

VIEW ALL