Mejore la Rentabilidad de su Yacimiento Asegurando que este se Desarrollará en su Nivel Óptimo e Producción

por | May 26, 2020

Micon completó recientemente un estudio de costo beneficio  muy exitoso para determinar  el nivel óptimo de producción de un depósito mineral,   basándose en la configuración del yacimiento, tipos de alimentación de planta disponibles,  distintas opciones  para la recuperación del mineral,  requerimientos de infraestructura, capital y costos operativos.

La selección del nivel óptimo de producción de una mina es una de las decisiones más importantes  de la fase de desarrollo de un proyecto minero.  La capacidad de producción es un  punto clave para optimizar el rendimiento económico de un depósito mineral y está vinculado a la tolerancia al riesgo que tenga la organización. Por lo tanto, es  de suma importancia identificar la capacidad de producción más adecuada lo antes posible.

La estimación  del nivel óptimo de producción está vinculado a las  características del recurso mineral (tamaño, ley, depósito y explotación metalúrgica), la vida productiva de la mina y  sus características económicas  de capex, opex, metal  comercializable y la actitud de riesgo organizacional. Un nivel de producción  menor normalmente conlleva a un menor gasto de capital, mientras que un nivel mayor de producción generalmente representa un menor costo operativo pero a su vez requiere de un mayor riesgo. Las consideraciones adicionales a tener en cuenta incluyen entre otros el impacto ambiental y social, la disponibilidad y el costo de la financiación del proyecto, la vida útil de la mina y el desarrollo de infraestructura.

El objetivo principal de la planificación minera es seleccionar la mejor alternativa con la cual se obtendrá el mayor rendimiento económico para el nivel de riesgo definido. Este valor puede ser cuantificado por la TIR y el VAN del Proyecto,  las cuales siguen siendo las mediciones económicas más comúnmente utilizadas por la mayoría de las compañías mineras e instituciones financieras.

Según McIsaac y Smith (2019), se debe realizar una evaluación económica para confirmar el nivel de producción óptimo de un proyecto minero. Micon realiza dicha evaluación a través del análisis de Flujo de Caja Descontado.  McIsaac y Smith señalan que a medida que aumentan los niveles de producción, el proyecto minero generalmente presentará un aumento en el valor económico (tanto en términos de TIR como de VAN). Sin embargo, en algún momento la tasa marginal de rendimiento alcanza un máximo y posteriormente disminuye a medida que aumenta el nivel de producción. Esta capacidad máxima ocurre cuando el gasto de capital creciente para el nivel de producción más alto ya no se compensa con la disminución del costo operativo. No existe una ecuación específica para determinar el punto máximo de la tasa marginal de rendimiento. La determinación empírica de este punto requiere la evaluación económica de varios escenarios a diferentes niveles de producción.

La evaluación del nivel de producción óptimo requiere un análisis exhaustivo del nivel de producción minera y la tasa de procesos metalúrgicos relacionados con el tratamiento del mineral extraído y sus diversos productos. La mejor solución representa el cronograma de producción de mina y la capacidad de procesamiento que optimizan la TIR y el VAN dentro del nivel de incertidumbre (riesgo) que la organización está dispuesta a aceptar en anticipación del retorno económico.

Micon determinó  el nivel de producción óptimo para el yacimiento después de evaluar un rango de niveles de producción para los cuales se estimaron los costos de capital y gastos de operación por separado y se desarrollaron los cronogramas de producción.

El nivel de producción es una medición clave en la planificación de la mina, ya que interconecta parámetros técnicos con económicos. Al determinar  el nivel de producción óptimo,  el mineral debe de ser extraído para maximizar el rendimiento económico de la operación. Se deben considerar  diversos problemas: la distribución de las  leyes y tipos de mineral los cuales varían con el tiempo a través del depósito, la recuperación y los costos varía  dependiendo de los tipos y calidades del mineral. En el futuro, los ingresos pueden variar según los precios de los  metales y los costos pueden cambiar debido a la inflación.

En las evaluaciones de flujo de caja, se consideran factores técnicos y económicos como la programación de mina, la recuperación, los costos, así como la distribución del depósito y el valor temporal del dinero. El objetivo principal es aumentar el rendimiento económico durante el período de producción para cumplir con las limitaciones técnicas y económicas. El objetivo de maximizar el rendimiento económico durante la vida útil de la mina, así como la correlación con  la ley, el tonelaje y la recuperación se llevan a cabo mediante el desarrollo de una amplia gama de modelos de Flujo de Caja Descontados (FCD) en Microsoft Excel.

Micon generó modelos FCD para cada uno de  los niveles de producción seleccionados. El rendimiento económico resultante para cada modelo de FCD se evaluó y comparó entre sí para seleccionar el nivel óptimo que maximizará la productividad.

Micon considera que el FCD es el método más apropiado para determinar  el nivel de producción óptimo. Al aplicar este método, Micon está alineado con las mejores prácticas internacionales. El enfoque del flujo de caja se basa en el principio de «valor en uso» y requiere determinar el valor presente de los flujos de caja futuros durante la vida útil del activo. El valor económico del activo se determina utilizando la capitalización del flujo de caja libre, es decir, la metodología FCD.

El valor económico se basa en el valor en términos actuales de una serie anticipada de flujos de ingresos futuros. Los estudios de viabilidad son cruciales en este proceso de evaluación.

Es difícil predecir con precisión varios años en el futuro. Sin embargo, los supuestos del flujo de caja se basan en las «mejores» estimaciones realistas, en el momento de la evaluación, de los gastos de capital, producción, ingresos y gastos de venta requeridos. En consecuencia, Micon desarrolló nuevos cronogramas de producción, así como estimaciones de Costos de Operación (OPEX) y Costos de Capital (CAPEX) para cada una de las tasas de producción seleccionadas.

Se aplicaron tasas de descuento a los flujos de caja después de impuestos para determinar el VAN. La tasa de descuento depende de la naturaleza y el perfil de riesgo, es decir, el perfil de riesgo del nivel de producción que se evalúa.

Los riesgos asociados con  los niveles de producción se evaluaron aplicando el modelo de acumulación minera propuesto por Petr Bora y Michal Vaněk en una publicación de noviembre de 2017 titulada: «Estimación del costo de la capital utilizando un modelo de acumulación minera» (https://acta.mendelu.cz/media/pdf/actaun_2017065051643.pdf). Utilizando el modelo de acumulación minera (MBM) y respondiendo algunas preguntas para determinar el perfil de riesgo asociado con cada nivel de producción, Micon podría desarrollar una tasa de descuento específica para cada  nivel de producción.

Para obtener asistencia para determinar el nivel de producción óptimo, incluido el desarrollo de modelos de recursos geológicos, programas de producción minera o valoraciones de activos minerales, comuníquese con el autor, Derick R de Wit o cualquiera de nuestro profesionales a través del sitio web de Micon: https://www.micon-international.com/es/our-team/.

.

.

.

.

.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Casos de Estudio

VIEW ALL