Navegando el Escenario Ambiental, Social y Gubernamental

por | Jun 16, 2020

Entonces, ¿Qué es exactamente el ESG?

Nos estamos acostumbrando a escuchar una variedad de términos reunidos bajo el lema ‘Ambiental, Social y Gubernamental’ (ESG), incluidos no solo los elementos más obvios, sino también el desarrollo sostenible, la minería responsable, la licencia social para operar, las relaciones comunitarias y responsabilidad social, adquisiciones locales, cadena de suministros, derechos humanos, esclavitud moderna, transparencia, trazabilidad, energías renovables y cambio climático. Puede parecer difícil, o casi imposible, incluso en el mejor de los casos, que las compañías mineras justifiquen tratar con algo más que un pequeño subconjunto de estos conceptos, especialmente durante las primeras etapas del proyecto, cuando los recursos y la experiencia se centran en geología, economía y financiamiento de proyectos. Sin embargo, garantizar cierto nivel de comprensión de estos temas en las primeras etapas del proyecto puede conducir a eficiencias importantes y valor agregado a medida que el proyecto evoluciona, trayendo como resultado mejores beneficios financieros, reducción del riesgo y, en última instancia, aumento de las posibilidades de éxito financiero, ambientalmente sostenible y socialmente beneficioso.

Es evidente que las discusiones de ESG ahora se escuchan fuerte y claro en algunas partes del sector minero y hay indicios de que se convertirá en algo más significativo en el futuro. Una amplia gama de partes interesadas dentro de la industria de los recursos minerales, incluidos inversionistas y otros actores en la cadena de suministro de minerales, están bajo presión por varios lados para demostrar que están prestando la atención requerida a los factores ESG. Como resultado, las compañías mineras tienen que lidiar con múltiples marcos, pautas, directivas y estándares los cuales deben demostrar cumplimiento para no arriesgarse a perder sus fuentes de financiación y/o licencias para operar (ya sean legales, ambientales o sociales).

Los especialistas en gestión ambiental y social de MICON tienen décadas de experiencia no solo para garantizar que los proyectos mineros demuestren buenas prácticas de gestión y permisos ambientales, licencia social y relaciones con las partes interesadas, sino también para garantizar el cumplimiento de todas las normas de desempeño aplicables. MICON está cada vez más involucrado en el desarrollo de nuevos estándares y está fuertemente posicionado para brindar orientación sobre enfoques sostenibles para abordar los problemas relacionados al ESG en todas las etapas del ciclo de vida de un proyecto.

 

Contexto

En el panorama cada vez más complejo de ESG de hoy, vale la pena dar un paso atrás y tomarse el tiempo para asegurarse de que tenemos una comprensión en común de los temas clave en juego.

El contexto global esta dado por el «desarrollo sostenible», definido por primera vez en 1987 por la Comisión Brundtland como «aquél capaz de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas propias «. Aunque es muy relevante, esta definición abarca tanto el triunvirato económico-ambiental-social como la necesidad de equidad intergeneracional. Por lo tanto, si bien el sector extractivo puede realizar importantes contribuciones a la economía local, regional y global, estas deben equilibrarse con abordar los impactos ambientales, sociales y de salud a corto y largo plazo de los sitios y sus alrededores. Esto, por supuesto, ahora es cada vez más pertinente a raíz de la pandemia Covid-19, donde muchas compañías mineras están interviniendo para apoyar, por ejemplo, las necesidades inmediatas de salud y seguridad no solo de sus trabajadores sino también en las comunidades en las que operan.

A nivel mundial, se reconoce la importancia crítica del sector extractivo, pero esto también viene con la necesidad de abordar desafíos significativos (Cuadro 1).

Cuadro 1: Mensajes Claves a Nivel Mundial (por ejemplo, Gobernanza de Recursos Minerales de la ONU)

A nivel global, entonces, operamos en un sector que todavía está en gran medida difamado por sus impactos ambientales y sociales negativos percibidos, pero que está trabajando arduamente para mejorar sus credenciales de «minería responsable» o «minería sostenible». Y aunque se promueven ejemplos de mejora, buenas prácticas en gestión y desempeño ambiental y social, en el campo existe una amplia variación en la práctica que continúa perpetuando aspectos negativos. Según la experiencia de MICON, los esfuerzos para mejorar tienden a ser poco sistemáticos, mal informados y descoordinados más allá del grupo de empresas del Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM). Esto aumenta la necesidad de una mejor colaboración en todo el sector (un tema al que MICON volverá a tratar en un boletín posterior), pero también aumenta la presión sobre todos los operadores para que presten atención, y se vea que prestan atención a estos factores. Aquí es donde entra en juego una comprensión clara de los marcos de referencia «ESG» y las expectativas sociales asociadas.

 

¿Qué Marcos y Expectativas son Relevantes para el Desempeño de ESG?

La agenda general es proporcionada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS-ONU) que establecen objetivos y metas para un desarrollo económico equitativo, socialmente inclusivo y ambientalmente sostenible. Cuando se gestiona de manera apropiada, la actividad minera puede contribuir creando empleos, estimulando la innovación y llevando la inversión y la infraestructura a una escala potencialmente cambiante en horizontes de largo plazo. Si se maneja mal, la minería puede conducir a la degradación ambiental, poblaciones desplazadas y a un mayor conflicto, entre otros desafíos. Estos atributos hacen que la industria sea un importante contribuyente potencial para los ODS y el ICMM ha brindado una guía de desarrollo sostenible para el sector que garantiza que las inversiones sean técnicamente apropiadas, ambientalmente racionales, rentables y socialmente responsables. Al mismo tiempo, si la industria minera no participa o si las empresas individuales se dedican a actividades que contradicen los Objetivos, su logro a escala mundial inevitablemente se verá obstaculizado.

Las expectativas de desempeño ambiental y social específicas del sector se articulan en muchos marcos, pautas y estándares aplicables y/o implementados por inversionistas, operadores, organizaciones nacionales e internacionales, organizaciones no gubernamentales y organismos de normalización (ver ejemplos en el cuadro 2).

Cuadro 2: Ejemplos (no exhaustivos) de la Gama de Marcos, Directrices y Estándares Actuales que abordan,
en todo o en parte, los problemas de ESG en la Minería.

Sin embargo, tenga la seguridad de que no se puede esperar que ningún operador cumpla con todos estos requisitos por separado. Sin embargo, es posible y deseable (y aún puede ser un mandato internacional) que una empresa pueda demostrar, utilizando una combinación seleccionada de marcos, cómo están cumpliendo los requisitos ESG que son importantes para su negocio y las comunidades dentro de las cuales ellos operan.

 

Conclusión

La clave para navegar el panorama ESG se encuentra ante todo en el nivel de la Junta, desde donde se puede dar una estrategia y dirección efectivas, incluyendo capacidad y recursos, a esta cuestión fundamental. Pero también se requiere comprensión a nivel regional y de gestión de proyectos; a menudo encontramos personas con conocimientos a nivel de campo que son «defensores» capaces de los problemas de ESG y que, con los recursos y el apoyo adecuados, pueden ofrecer un buen rendimiento. MICON tiene claro que las compañías que lideran en esta área son aquellas en las que la comprensión de los muchos beneficios de lograr altos estándares ESG es el núcleo de la compañía. Dicho esto, la navegación exitosa del panorama ESG solo será tan exitosa como su eslabón más débil, donde sea que esté en la compañía. Los sistemas y recursos efectivos para su implementación deben integrarse desde las primeras etapas del proyecto para establecer firmemente el escenario para resultados financieros, ambientales y sociales continuos y sostenibles.

Sin duda, la barra ESG se dirige hacia arriba. El desafío de MICON es garantizar que usted cumpla y potencialmente supere esas expectativas.

.

.

.

.

.

.

Facts and Features

VIEW ALL

Opinion

VIEW ALL

Casos de Estudio

VIEW ALL